Disponer de una vivienda con espacios exteriores, como terrazas o balcones, supone darle a la casa un valor añadido. Es que, gracias a los patios exteriores, tienes la posibilidad de disfrutar de los calurosos días de verano en compañía de amigos y familiares, es una “extensión de tu casa” y, además, tienes una encantadora vista panorámica.

Sin embargo, al estar al aire libre, las superficies transitables están constantemente expuestas a los agentes atmosféricos (lluvia, ráfagas de viento, nieve, granizo), por lo que pueden sufrir diversos tipos de problemas, a veces incluso graves.

Por ello, es fundamental que estas estructuras se construyan con máxima precisión, y una vez terminada la obra,  se realice un mantenimiento periódico, para evitar su deterioro o problemas mucho más invasivos.

¿Por qué hay que impermeabilizar la terraza?

Uno de los problemas más frecuentes, y tal vez más graves, que puede sufrir una terraza, o en todo caso un espacio exterior, en caso de mal mantenimiento, es sin duda el de las filtraciones de agua de lluvia y las goteras.

En efecto, las infiltraciones pueden provocar la formación de halos y el desprendimiento del revoque debido a la humedad, y posteriormente dañar profundamente la estructura de la terraza, oxidando las varillas de refuerzo.

Por ello, recuerda que cualquier elemento arquitectónico expuesto a la intemperie debe estar diseñado y construido de forma que el agua de lluvia no pueda filtrarse en él y deteriorarlo gravemente con el paso del tiempo. Por esta razón desde Eurollar Condal, expertos en impermeabilización de cubiertas y terrazas en Barcelona, queremos explicarte todo lo que hay que saber sobre materiales para impermeabilizar la terraza.

Expertos en Impermeabilizar terrazas y cubiertas.
Solicite presupuesto sin compromiso

Materiales de impermeabilización de terrazas

Como hemos visto anteriormente, son varias las causas que pueden provocar el deterioro de tu terraza, como la lluvia, la humedad o el mal funcionamiento de las instalaciones. Por ello, es fundamental proteger el espacio exterior aplicando materiales impermeabilizantes especiales para terrazas. Pero, ¿cómo elegir el material más adecuado para tu situación? Pues bien, debes saber que hay varios parámetros en cuanto a la elección del material… Por ejemplo, un material de impermeabilización debe ser capaz de:

  • Evitar las infiltraciones de agua;
  • Ser duradero en el tiempo;
  • Aumentar la durabilidad de la superficie sobre la que se aplica;

Además, hay que tener en cuenta la salud de los sustratos sobre los que se aplicará y evaluar los factores relacionados con la intervención.

Sin embargo, entre los diversos materiales o tecnologías disponibles en el mercado para la impermeabilización de una terraza, recomendamos la aplicación de:

Tela asfáltica

Un producto largamente utilizado y uno de los más económicos. Se trata de un rollo negro a base de oxiasfalto y fibra de vidrio que hay que extender sobre toda la superficie a cubrir y que se adhiere a la misma a través de calor. Es crucial que no queden burbujas ni huecos de ningún tipo a través de los cuales se pueda colar el agua. 

Membrana de poliuretano líquido

Se trata de un material duradero, rápido de aplicar, extremadamente innovador, y adecuado para cualquier tipo de superficie, como techos, terrazas, piscinas, muros de mampostería, aparcamientos, tejados, y mucho más. Es similar a una pintura, pero cuando se seca se forma una capa sólida, una membrana que impide que pase la humedad.

Pintura de caucho impermeable para terrazas

La aplicación se parece a la del poliuretano líquido: una vez secada, la pintura crea una membrana que impide el paso del agua. Sin embargo, se recomienda el uso de este producto para terrazas y azoteas solo esporádicamente, ya que no es muy resistente a elementos punzantes como los tacones.

Membrana impermeabilizante EPDM

Se trata de un material apto para cubrir grandes superficies. Está disponible en varios espesores, por lo que se adapta perfectamente a las diferentes condiciones climatológicas de cada lugar.